3.9.10

Putos forzados.

Tanto en la prostitución, como en la violencia de género, los hombres estamos, generalmente, en un segundo puesto, es una especie de "pasa, pero menos, por lo tanto, es menos importante". Por supuesto, me niego a creer que, por el simple echo de ser inferiores las situaciones en las que los hombres sean las víctimas y no los verdugos, éstas tengan una importancia menor. Ayer, mientras leía el diario Público me encontraba con esta noticia que véis en la fotografía. Es la primera vez que en nuestro país se desarticula una banda de proxenetas que engañaba, en su mayoría, a hombres brasileños.
La historia es exactamente la misma que la de las mujeres que vienen engañadas por falsas promesas de trabajo estable y una vida digna y que, al llegar aquí se encuentran que tendrán que vender su cuerpo a cualquiera y en condiciones totalmente peligrosas, tanto para su integridad física, como para su salud. Esta vez eran hombres los que llegaban engañados, los que pensaban que encontrarían en este país tan supuestamente desarrollado y tolerante un puesto de trabajo que les permitiese alimentarse y poder enviar dinero a sus familias.
La realidad era bien distinta, no sólo se encontraron con una situación de explotación sexual, sino con un país que conforme se hunde más en la crisis se vuelve mas racista. Es lo habitual, si analizamos cualquier crisis histórica, lo normal es irse hacia la derecha, cada vez más extrema. Hubo una vez en la que se fueron a la izquierda, al comunismo, pero parece que no les gustó demasiado eso de no tener bienes propios, y decidieron que era mejor eso de tener propiedad privada, no cultivar demasiado la mente, aunque si el cuerpo, y acabar con todo aquel que "era inferior". No puedo evitar pensar en lo idiotas que son la panda de xenófobos que anda por nuestras calles, o cuando escucho como alguien dice eso de "que se vallan a su país a trabajar" o simplemente piensa que los emigrantes -latinos u orientales- son inferiores. ¿Nadie recuerda que los hispanos estábamos dentro de las listas de aniquilación de su amado fürher?. No son más que víctimas de su incultura.
Nunca he criticado a la gente que se prostituye, de hecho me parece perfecto que lo hagan, como me parece perfecto el que trabaja en una oficina, o el que limpia pescado; pero una cosa es que las personas decidan cobrar a cambio de sexo, o compañía -me llamó mucho la atención saber que la mayoría de mujeres que contratan los servicios de un chico buscan compañía más que sexo, al contrario que los hombres, que buscan, por lo general, sexo- y otra, totalmente distinta es que sean putos forzados.

1 comentario:

Laura dijo...

buaa que fuerte me parece todo!
bueno igual que esa, hay muchísimas injusticias..
ahora mismo estás gastandose más de 3 millones de euros en la reparación de la plaza de toros de Valenciaa.. osease 3 millones de euros en matar a unos pobres toros.. cuanta locura !

y añado que me parece perfecta tu opinión sobre lo que has escrito !

Besitos (L)