30.7.10

Tortura

Cataluña ha puesto punto y final a la tortura y al asesinato de animales en los ruedos. Creo que al resto de España se nos llena la boca muy pronto criticando a Cataluña, pero en muchas ocasiones van bastante más adelantados. Esta es una de esas ocasiones. Es una decisión radical, al menos así lo veo yo, pero creo que antes de permitir que se sigan ensañando con los toros, se aguantan los aficionados. Radical porque yo creo que el toreo, como algo plástico es realmente interesante de ver, pero implica una crueldad desmesurada con el animal. He visto por la televisión plazas -creo que en USA- en las que se torea pegando las banderillas a un velcro que el toro lleva sobre la espalda. El arte es el mismo, la tortura no, de hecho, en este caso no hay tortura. Ese es un buen punto intermedio entre arte y muerte.

Ante la prohibición se han hecho todo tipo de declaraciones, una de las que más me ha llamado la atención es la de la señora González-Sinde, la Ministra de Cultura. Según ella el toreo es cultura y no debería ser prohibido. Esta señora debería haberse tragado su lengua en ese momento. ¿Cómo se puede tener tan poca vergüenza?. ¿Cómo alguien que prohibe las descargas de música que tienen únicamente efectos económicos puede decir que no debería prohibirse la tortura a los animales en pleno s.XXI?. Señora Ministra de Cultura, con todos mis respetos, ¿porqué no coge unas vacaciones vitalicias?.

El argumento más ridículo que he oído siempre que he discutido con alguien sobre la tauromaquia es el siguiente: si no te gusta ver morir a un toro, ¿porqué comes carne?. Es muy sencillo, porque se trata de la pirámide alimenticia, porque yo cuando me como una cortada de ternera no la he estado torturando hasta la muerte, porque yo no hago que se desangre, porque yo no le inflijo dolor. Aunque también está el de: a los toros que se van a torear se les trata como reyes. Entonces sí, si al toro se le ha tratado como a un rey, entonces que lo maten, que lo torturen, que lo humillen y que lo maten. Don Juan Carlos, Doña Sofía, prepárense, que llevan demasiado tiempo viviendo como reyes.

4 comentarios:

Andrea dijo...

Bueno Hector soy Andrea, me dijiste que viniera a comentar y aqui estoy.
En un principio, entiendo que haya gente a la que no el guste y lo respeto siempre y cuando ellos tambien me respeten a mi.
También decir que si España es un pais libre y con una democracia, todos tenemos derecho a ir, ver, oir, hablar... de lo que queramos no?? por eso mismo el dicho de PROHIBIDO PROHIBIR, cosa que no se ha mantenido en Cataluña, por ello creo que no es una cosa justa, si no te gusta nadie te obliga a ir a verlos no??
por otro lado antes de defender los derechos de los animales, seria mejor que defendieramos el derecho de las personas, y cuando en España se haya erradicado el hambre, la pobreza, ect... hablaremos de los toros, mataderos...
por que este es otro caso los mataderos, nadie se da cuenta de lo que pasa en ellos no?, seria un ponto a ver tambien, ya que yo preferia ser un toro de lidia antes de un toro de matadero

Miguel dijo...

Héctor, no podría estar más deacuerdo contigo, personalmente la fiesta de los toros me parece una absoluta vergüenza, donde el toro se le tortura cruelmente hasta una agónica muerte que no se merece. Me produce vergüenza también que se relacione en el extranjero a España con el mundo del toreo, vale que ha estado presente durante mucho tiempo en nuestra sociedad, más en en la de nuestros abuelo diría yo, pero los tiempos cambian, y tenemos que reflexionar y cambiar.
La prohibición del Parlament Catalán me parece acertada pero también insuficiente ¿por qué prohíbe las corridas de toros en las plazas y no els bous al carrer, dónde posiblemente el animal sufra más? Todavía se tiene luchar más.
PD:Respondiendo a Andrea, no entiendo muy bien eso que dice de "prohibir", porque si a ti te clavarán en la espalda miles de espadas y banderillas, pedirías a gritos que se prohibiera esa salvajada. Los animales tienen derecho a vivir, no les privemos de ese derecho.

Voro dijo...

Me gustan los toros, jamás los torturaría hasta la muerte.

ion-laos dijo...

Buffff, te leo de casualidad. Empezó ayer todo por la mañana en la anterior entrada, ves a leer, me acuesto ya, que me levanto a las cinco y son las dos. Me voy de vacas. Pasa un buen verano. besitos.