30.10.09

¿Es idiota? No, está enamorada.

Ayer en GH vi a mi querida Milá encendida, se posicionó, y se enfrentó a la madre y a la hermana de Arturo. En Mercedes se refleja la huella del amor, y también la del desamor, la del dolor y el sufrimiento en el que se convierte el amor cuando no es correspondido o no es sano. Anoche recordé la relación que mantuvo una buena amiga mía con un tipo de lo peor, un auténtico cretino que sutilmente al principio, y descaradamente al final la fue alejando del grupo de amigos poco a poco y poniéndola en nuestra contra. En esos momentos nosotros pensábamos que ella era una auténtica idiota por no darse cuenta, por seguir con el y por hacer caso omiso a nuestros consejos. La realidad es que ella no era -ni es- ninguna idiota, ella simplemente estaba enamorada.

El amor puede ser la mejor de las medicinas o, la peor de las enfermedades. Mercedes se encendió porque Arturo está volviendo a dar muestras de cariño hacia Indhira después de haberla puesto la semana pasada de vuelta y media. Arturo es un vividor y lo dejó claro, Indhira un poco ilusa y Karol... Karol se metió donde no la llamaban -a pesar de poder hacerlo- y lo pagó con la expulsión.

Ser un vividor no es nada malo (hablo en masculino porque hago referencia a Arturo, pero se puede aplicar, como todo en esta vida, en femenino), lo malo es ser un mal educado y tratar a cualquier mujer como Arturo hizo con Indhira, y peor todavía, ahora volver a darle muestras ¿reales? de amor. Indhira vuelve a caer, sabe que ha sufrido, sus compañeros alucinan, pero ella seguro que está convencida de que esta vez todo saldrá bien. A nosotros, los que observamos por la mirilla, su reacción contra Karol nos puede parecer excesiva (que lo es), pero también tenemos que comprender que estar encerrada en la casa viendo como Arturo le hacía y decía a Karol cosas que le había dicho a ella 2 días antes, mucha gracia no le debió hacer y explotó. Aún así, su actitud contra Karol no está justificada, ¿el "zorra" que le dedicó en varias ocasiones realmente tenía que ir dirigido a Karol y no a Arturo, que al fin y al cabo, es quién de verdad le estaba haciendo sufrir?.

La madre de Arturo, anoche demostró su valoración hacia las mujeres totalmente despectiva, ya que decía que eso era normal en una relación; eso será normal en una relación con un cretino/a de por medio, lo normal es tener altibajos, no insultarse y decirse hasta el mal del que deben morir. ¿Vosotros qué pensáis?

Por cierto, la hermanita quedó fatal con esa bocaza que tiene: "Mi hermano va a salir esta noche por la campaña que se ha hecho en contra de él", y hoy por hoy, Arturo sigue dentro.



4 comentarios:

Catalina dijo...

Hola Héctor, mi niño.
Pues si, por amor nos arrastramos por los peores sitios...todos hemos sufrido el desamor, todas hemos querido cambiar a algún vividor y nos hemos dado cuanta tarde de que eso es imposible. Pero a nivel personal, ella me resulta tan cansina, tan pesada y lo peor...tan crecida que estoy deseando no seguir viendo su tonteo y sus salidas de tono (insultos, tiro tu ropa del armario, no te dejo entrar en este cuarto) de niña mal educada.

Besos y a seguir disfrutando de GH
Cata

El Sombrerero Loco dijo...

Arturo es un cretino, Indhira no tiene amor propio y necesita un par de ostias, y la gente que vota es gilipollas por dejar a ese tio dentro, así va la sociedad.

Rosa Sanchis dijo...

Confieso que la última vez que vi GH fue cuando estava Amor (por ella, por el tema, por cómo se trataba a una persona transexual dentro y fuera del programa; por cierto: de modo patético). Ahora no soporto ver tanto Mal Amor y tanto machismo. El mal amor es una cárcel para la mujeres, pero esas mujeres tan tradicionales que son elegidas como carnaza para ir a GH (no nos olvidemos: hay un cásting y una amiga mía guionista me contó que, al menos para la primera temporada, habían contratado a un equipo con la mejor guinista de culebrones venezolanos a la cabeza), estas mujeres no nos representan, y lo único que hacen es alimentar estereotipos negativos.

ion-laos dijo...

Gracias niño.

De Indhi, qué decir, que ha perdido el norte, el sur, y todo, qué lástima...

Un besito