7.3.10

La Napolitana.

Son las 17:55, oigo el estruendo del 2º aviso previo a la mascletà. Estoy haciendo varios trabajos de lectura. Lo odio. Intento volver a concentrarme en el trabajo pero no lo puedo evitar, son Fallas y yo aún no he ido a ninguna de las siete mascletàs que han hecho este año (seis porque una la suspendieron por la lluvia). Decido darme un minirespiro, cojo las llaves y subo a la terraza. Comienza la mascletà, desde mi casa es fácil verla, es un piso séptimo y está relativamente cerca de la playa. Pienso que la disfrutaré como suelo hacer de normal, sin embargo, cuando ya han reventado en el aire varias carcasas pienso en las diferentes sensaciones que pueden, que podemos tener las personas ante esas explosiones. Para la mayoría de valencianos, la pólvora es motivo de fiesta y de alegría. Sin embargo, si una de estas mascletàs se hiciera en un país en guerra, sus ciudadanos huirían aterrados, se alejarían dando las zancadas lo más grandes posibles para evitar oír, de nuevo, el ruido de las explosiones.


En la orilla de la playa continúan las explosiones, el humo, el ruido. Empieza a llover, las gotas sobre mi piel hacen que regrese, pienso que este año todo está siendo muy distinto, yo decidí no ser fallero por irme de viaje, no me arrepiento, pero el grupo de amigos está fragmentado en mil pedazos, paradójicamente somos como uno de esos petardos que están explotando en el aire, fueron una unidad firme, pero cuando el pirotécnico enciende la mecha... la unidad revienta por los aires, entonces sólo queda el humo blanco. No sé cómo estaremos en la semana de Fallas, pero creo que todo seguirá dividido, roto, hecho añicos. Menos mal que siempre hay gente que se mantiene a mi lado. La mascletà está acabando. El ruido no me deja oír mis pensamientos. Creo que, ahora, eso es algo bueno. Cierro la puerta, bajo a mi casa, sigo haciendo los trabajos...

Foto estudiando historia en la cafetería del Instituto.

5 comentarios:

mirandoelmar55 dijo...

Te he visto algunas veces en el bolo,y me he colado en tu blog espero no molestarte,nunca he visto las Fallas solo por la tele,y me gustaria verlas ahora es imposible por las obligaciones,pero algun dia no lo descarto ,aunque un secreto ,me dan panico los cohetes,pero por ver las obras de arte de las Fallas lo superare,que pasis buenas fiestas y lo de los amigos,teneis que superarlo si valen la pena.

menchu_

hctrbloguero dijo...

Gracias Menchu, aquí nunca molesta nadie, que casualidad que he entrado y acababas de hacer el comentario. Espero verte por mi blog muchas más veces, si tienes alguno dímelo. Y lo de los petardos... al final te acostumbras y no te asustas!
Un besazo!!

ion-laos dijo...

No te desesperes, tiempo al tiempo, confía, seguramente os unireis de nuevo, sólo os tenéis que esforzar un poquito y poner de vuestra parte.
Mucha suerte!

Un besito

P.D. Gracias por tu felicitación de mañana

andylonso dijo...

A ver a ver, que te noto un poco de bajón.... No te pese perderte un poquito de fiesta por el trabajo, no por nada, sino porque tanto esfuerzo tiene su recompensa, habrá más fallas y tú habrás conseguido todos tus objetivos y las disfrutarás con más fuerza y energía, no te quepa duda, con la satisfacción de que tu trabajo ya está realizado y que puedes disfrutar plenamente. Eres muy trabajador y te llegará la recompensa, no lo dudes.
En cuanto al tema de los amigos, si hay amistad de verdad te digo lo mismo que mis chicas, todo volverá a su sitio, pero hay ocasiones, y te lo digo por experiencia propia, que no nos queda otra que ir dejando algunos por el camino. Y no porque nosotros queramos, sino porque las circunstancias se dan así. Yo he perdido amigas a las que quise como hermanas y cada pérdida la sentí como una puñalada, pero vas encontrando otra gente, que te abre otras puertas y otros mundos. Así que deja la herida respirar y si podéis recomponerla y curarla bien. Si no, piensa que esas amistades no merecerían la pena, porque una verdadera amistad, no hay malentendido, malrrollo o jaleo que la perturbe. Un beso muy gordo y ya sabes donde estoy para lo que necesites.

Rosa Sanchis dijo...

Ai, fa una mica de peneta llegir-te... a més, ho contes molt bé. Espere que aquestes falles et recomponguen! La profe